La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Posts Tagged ‘humor

Dormir como un bendito

with one comment

A veces, no puedes dormir. Te tiras en la cama, y empiezas a pensar en el día que has llevado, o en el día que esperas llevar mañana, o en el ruido que están armando los vecinos, o en el último capítulo de Perdidos a ver si eres capaz de descifrarlo.

Unas veces, no te importa en absoluto. Al día siguiente no te tienes que levantar, y qué demonios… si no duermes ahora, ya dormirás mañana. Sin embargo, otras veces… otras veces tienes que levantarte a las 7 para ir al trabajo, o a clase, o a acosar a la vecina antes de que se vaya a sus labores, quién sabe. Y entonces es cuando te pones aún más nervioso, y ya no duermes.

Pero aquí vengo yo, con una solución bajo el brazo, para todos vosotros, insomnes perennes. Una solución legendaria, de la que yo mismo doy fe de su probada eficacia. No importa si estás nervioso, cafeinado, o incluso hasta las trancas de Redbull. Si me haces caso, en quince minutos estarás con los ojos cerrados, y roncando como si no hubiera un mañana.

Coge el coche, el metro, o directamente ve andando. Dirígete a la librería más cercana – sí, todavía hay algunas abiertas – porque hoy vas a comprar un libro. Sí, un libro. No sé si sabes lo que es. Es una especie de ladrillo lleno de hojas, cubiertas en esotéricos símbolos llamados letras. Acércate al dependiente y pídele “La insoportable levedad del ser”, de Milan Kundera. Vuelve a tu casa. Túmbate en la cama, ponte cómodo, y empieza a leer. En menos de lo que se tarda en decir “superfragilísticoespialidoso” estarás soñando con los angelitos.

Ni dormidinas, ni triptófanos, ni siquiera cloroformo. Tú lo que necesitas, es Milan Kundera.

P.D.: Este post va dedicado a dos buenos amigos. A Dry por descubrirnos el libro y a Isra por tardar un jodido año en leérselo.

Anuncios

Written by stygyan

abril 1, 2010 at 10:36 pm

Publicado en Literatura

Tagged with , , , , ,

Un montón de mierda

with 3 comments

Hoy andaba tomando algo con una amiga en cierta cadena de cafeterías – no, no era Starbucks – cuando vimos y oímos algo fuera de lo común: una entrevista de trabajo, en medio del bar. Tanto la entrevistadora como el entrevistado rondaban los veinticinco años, y ella andaba apuntando en su portátil todo lo que él respondía.

Os juro que no he escuchado mayor cantidad de mierda sin sentido en mi vida. Os prometo que no he visto tío más fantasma, más creído y más tontoalastrés en mi existencia.

Sí, conseguí hacerles una foto

Os he traído, en exclusiva (no es que a nadie le vaya a importar mucho, de todas maneras), un par de extractos de dicha entrevista.

Ella: ¿Dónde te ves dentro de unos años?
Él: ¿Te soy sincero? Me veo siendo el mejor vicepresidente de economía de la historia de España.

¿Os dije la verdad o no? ¿Eso no es una fantasmada como un piano?

Ella: ¿Qué tipo de vida te gustaría llevar?
Él: Yo no quiero mucho, si te digo la verdad. Sólo tener dinero suficiente para vivir la vida sin preocupaciones, y poder apuntarme a cinco o seis oenegés como mis padres.

Bien hecho, muchacho. No hay nada para contrarrestar una gilipollez (y no por el deseo en sí, sino por la obviedad del mismo) como otra gilipollez más grande. Yo no hago esto por mis ideales, lo hago porque lo hacen mis papás. Ole tus huevos.

No voy a contar más porque mi memoria dista de ser perfecta – y porque no todo era escuchar a los demás, que también estábamos hablando mi amiga y yo. Pero os podéis hacer una idea.

La pregunta es… ¿se llevó el trabajo al final o no? ¡Nunca lo sabremos!

Written by stygyan

diciembre 15, 2009 at 10:39 pm

Yo, ¿maricón? Anda ya…

with 4 comments

Escribo este post para defenderme de las acusaciones de los caraculos de Flapa.

Primero, yo no soy pajillero. Soy un defensor del noble arte del amor propio. Como todos los hombres y mujeres entre 13 y 70 años, de hecho. De todos es sabido que sólo hay dos tipos de personas: los que dicen que se masturban, y los que mienten. ¿Me equivoco?

Segundo, yo no soy maricón. Podré ser gay, de la otra acera, invertido, soplanucas, muerdealmohadas, etcétera, pero ¿maricón? Vamos, anda… cree el ladrón que todos son de su condición, coño.

Tercero, a día de hoy todavía ando esperando para que me aviséis para esa supuesta quedada. Que uno tiene su corazoncito y se siente algo así como dejado a un lado, ¿eh?

Vamos, hombre… dejarme tirao… ¡a mí, ná menos!

Kitten

Pegar no pega, pero ¡es tan mono!

Written by stygyan

octubre 2, 2009 at 4:34 pm

Publicado en Miscelánea

Tagged with , , , ,

Los fallos de Spiderman

with 5 comments

No sé si lo sabéis, pero el que aquí escribe es el mayor conocedor a la fuerza (que no fan) de Spiderman. Especialmente de las películas de Hollywood.

Yo fui a ver la primera entrega de Spiderman al cine. Tenía ganas, para que nos vamos a engañar. ¿Una peli de acción con mallas y superhéroes y demás? Por favor, como para perdérselo.

Además, Spiderman tiene su encanto especial: un puto perdedor que por cosas del destino se ve transformado en un héroe que no sólo se lleva el respeto y la admiración de todos, sino que encima se lleva a la chica. ¿Cuántos frikis no han soñado con eso mismo? Por eso tuvo también éxito la de Karate Kid, no nos engañemos.

¿Éste? No, no se cansa

Éste, éste tiene la culpa.

El caso es que las películas de Spiderman no están mal. No soy un fanático, pero no están mal del todo. Sin embargo, teniendo en casa a mi sobrinico – que no es que esté flipado con Spidey, es que directamente no caga – me he visto obligado a ver cada una de las entregas unas veinte o treinta veces(1), y qué leches… los fallos ya saltan a la vista. Muy a la vista. Y aqui vengo, a destripar esos pequeños fallos, porque soy guay.

Por orden cronológico, empezamos por Spidey contra el Duende Verde.

El primer fallo garrafal, lo encontramos en el museo de ciencias, cuando Peter es picado por la araña en cuestión. Yo no sé tú, pero a mí me pica un bicho que sé que ha sido recombinado genéticamente y no me lo callo. Qué ostias, aunque me tilden de quejica, cagueta o lo que sea, ya estoy diciéndolo.

Me molaba más el traje original, que conste.

No sé que opinaréis vosotros, pero yo creo que el diseñador del nuevo traje la cagó mucho.

Luego nos encontramos con esos pequeños cambios con respecto al original. Ahora Peter genera por sí solo la telaraña, de unas glándulas en la parte interior de la muñeca. Vale que es más creíble que el hecho de que un estudiante de instituto se cree unos lanzatelarañas en miniatura que ni siquiera se ven debajo del traje (toma nanotecnología), pero… ehem. Debería de echarlo por el culo, como las arañas. O en todo caso por el rabo, ya que como buen nerd, tiene telarañas en la entrepierna.

Vamos a por la segunda, donde aparece Otto Octavius, más conocido como Doctor Octopus. En esta entrega, tengo tres detallitos a destacar sobre todos los demás.

"Mira lo que hago con los tentáculos", le dijo Otto a la tía May

"Mira lo que hago con los tentáculos", le dijo Otto a la tía May

El primero, todo el rollo de las enfermedades psicosomáticas. Vale que tu cerebro tiene mucho control sobre tu cuerpo, y puede hacerte sentir mejor o peor (ahí se basa todo lo del efecto placebo), pero de ahí a pensar que por una crisis de personalidad dejes de poder pegarte a las paredes o no puedas lanzar telarañas, hay un mundo. Es como si yo ahora me diera un bajón de autoestima y me desaparecieran los genitales.

Y el segundo, y el más llamativo, porque en este error se sustenta toda la película, la revelación del siglo: Octavius no tiene una sola oportunidad contra Spidey. Ninguna. Niente. Peter tiene poderes sobrehumanos. Es capaz de levantar un coche a pulso, puede detener un tranvía sin frenos con sólo unas telarañas, y da ostias como panes. Doc Ock sólo tiene los tentáculos. Éstos son rápidos, inteligentes, prácticamente indestructibles. Los músculos, huesos y tendones de Octavius no. Con sólo la andanada de tortas que le mete Spiderman en la primera pelea (por no olvidar el bolsazo de monedas, y el paragüazo en la cara) debería haber caído noqueado. Y ya ves la de problemas que le dio, ¿eh?

Y no nos olvidemos de esa maravillosa escena cuasi-final, donde Harry le quita la máscara a Spidey… ¿qué demonios le costaba a Peter exculparse y decir que no fue su culpa? ¿Qué pasa, que si lo dice no tenemos tercera peli? Ah, sí. Verdad. No hubiera sido lo mismo.

Ya por terminar, vamos con nuestro querido Simbionte. Esta película es la que menos veces he visto (no la tengo original, así que mi sobrino no me la pide), pero también tiene su jugo, sí.

A ver si adivináis por dónde se está metiendo el Simbionte...

A ver si adivináis por dónde se está metiendo el Simbionte...

¿Alguien me explica por qué Spiderman pasa a ser Spideremo? ¿Qué tiene que ver la confianza en uno mismo, la chulería, la mala ostia del dúo simbionte – spiderman con la estética emo? ¿No os esperábais que se suicidara en cualquier momento quejándose de lo triste que es la vida? ¿Os imagináis un videoblog? Qué asquito, dios mío.

¿Qué demonios es eso de “el segundo asesino” de tío Ben? ¿Por qué al final todo el mundo se redime? ¿Por qué el Hombre de Arena le pide perdón a Peter? Y aun más… después de un par de años viendo a Harry obsesionarse cada vez más con… ¿por qué coño el puto mayordomo no habló antes? ¿Por qué en la segunda parte Peter no dijo “no, no le maté, fue defensa propia y aun así no le toqué un pelo”? ¿Por qué Brock, que en los cómics es un cachas brutaco es un tirillas que no tiene ni media ostia(2)? ¿Por qué?

¡Canijo! ¡Que no tienes ni media ostia!

¡Canijo! ¡Que no tienes ni media ostia!

Mejor lo dejo, que me sube la tensión y ya estoy muy viejo para esos trotes.

Bonus 1: Mi sobrino (sí, ese friki in potentia que veis arriba) ha visto hasta las películas de Spiderman de los años 80. Sí, esas en las que se le ve el lanzatelarañas como un brazalete de dos kilos. En las que Spiderman prefiere huir a enfrentarse a tres gordos. Qué verguenza.

Bonus 2: ¿Sabéis que en un arco argumental del cómic tía May tiene un romance con el doctor Octopus? Ahora mismo me lo estoy imaginando como un crossover entre Maduras cachondas y porno tentacular japonés. Da incluso más asquito que SpiderEmo. Creo que me he quedado sin libido para un par de semanas.

(1) Otros niños se obsesionan con Disney. Una vecinita mía ha visto unas 40 veces la película del Rey León. Mi sobrino es más de tíos en mallas dándose la del pulpo. De hecho, y cito palabras textuales: “Da más miedo el señor que el payaso de Batman”. Toma ya futuro ateazo. Le da más miedo Jesucristo que el Joker. Y estoy hablando del Joker de El caballero oscuro, ojo.

(2) Brock fue un peligroso precedente. Un tío tirillas haciendo de cachas. ¿De dónde crees que sacaron que era buena idea poner a Justin Chatwin como Goku?

P.D.: Se me olvidaba mencionar una diferencia importante entre la primera y la segunda parte. En la primera MJ tenía las tetas bien puestas, con los pezones enhiestos (gran escena bajo la lluvia). En la segunda, en la cita en el café (menuda zorrona, y justo antes de casarse, ná menos), tiene las tetas más caídas que el muro de Berlín. Se les olvidaría poner presupuesto para wonderbras o algo.

Written by stygyan

septiembre 26, 2009 at 12:00 pm

Publicado en Cine y TV, frikadas, humor

Tagged with , , , ,

La fibra óptica, esa maravilla

with 2 comments

Este plumero es de fibra óptica, por lo tanto atrapa el polvo en vez de moverlo.

Vendedora a domicilio intentando vender lo obvio.

Written by stygyan

septiembre 24, 2009 at 4:22 pm

Publicado en Recién oído

Tagged with , , ,

La frase del día

with 3 comments

Bueno, el sexo es como un velocirraptor: por mucha obsesión neurótica de por vida creada por el cine, es bastante improbable que haya en tu casa.

XKCD – Texto alternativo en el cómic de hoy, altamente recomendable por otro lado.

No es que actualice mucho, pero ya tendréis noticias. Pronto.

Written by stygyan

septiembre 14, 2009 at 12:32 pm

Publicado en Cómics, Citas

Tagged with , , , ,

Yo lo vería

leave a comment »

Aquí tengo una idea para uno de esos reality shows: “Sin Supervivientes”. Uno a uno, un asesino en serie persigue y mata a todos los que hayan sobrevivido en “Supervivientes”. Piensa en ello como un servicio público.

George Carlin – Napalm & Silly Putty

Yo vería esto. Y el de Gran Hermano, y el de OT… etcétera.

Blood Nose

¡Yuju! ¡Dos imágenes sangrientas en menos de un mes!

Written by stygyan

septiembre 5, 2009 at 3:57 pm