La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Archive for the ‘Críticas’ Category

Un disco de Manowar: Thunder in the sky

with 6 comments

Los de Manowar han vuelto. Manowar, los poseedores del récord Guinness por mayor número de decibelios en una actuación en directo. Manowar, que firmaron su primer contrato de una discográfica con sangre. Manowar, musculosos, aceitados, con su estética Conan que bien les ha valido aparecer en más de una recopilación de portadas cutres.

O los odias o los adoras, no hay término medio. ¿Yo? Os dejaré que os hagáis una idea con el resto del artículo.

manowar

Lo quiero. Lo quiero. Lo quiero.

En una entrevista hace un par de años, con ocasión del lanzamiento de su anterior disco, Gods of War, dijeron que pretendían hacer una saga – enorme, gigantesca – acerca de los Dioses de la Guerra. Dicho esto, esperaba encontrarme ahora un nuevo CD sobre Marte, Ares, o quizás Onuris. Teniendo en cuenta que el nuevo EP es un adelanto del disco llamado “The Asgard Saga”, está claro que o cambiaron de opinión, o entendí mal. Volvemos a la mitología nórdica, pues.

En la mayoría de los temas nos encontramos con puro Manowar. Sin adulterar. Atrás quedaron los excesos barrocos del disco anterior(1), volviendo al guitarreo desenfrenado de Karl, al doble bombo enloquecido de Scott, al bajo omnipresente de Joey y a los gritos desgarrados de Eric. Una mención especial a los temazos “Thunder in the sky” y “God or man” no está de más: incluso aunque la voz de Eric no estuviera presente, se reconoce a Manowar.

Asimismo nos encontramos con una nueva versión de la mítica “The Crown and the Ring”. No sé exactamente lo que le han hecho, pero… la han mejorado. No sé cómo, pero ahora suena incluso más épica y más energética que nunca, capaz de hacerte empezar el día con otra cara, de levantarte y plantarle cara al mundo.

Y cómo no, nos topamos con la inevitable balada del disco, “Father”. Y debo decirlo claramente: es la balada más floja que Manowar ha hecho en toda su historia. Ni siquiera la versión de Elvis del disco “Warriors of the World” sonaba tan jodidamente pastelosa. Por una parte, está el tema de las letras: por una vez dejan el dado patentado de 12 caras(2), tocando uno de los temas que más cursis me han parecido siempre, la relación hijo-padre. Ya sea aquella canción flamencosa que tanto le gusta a mi progenitor (no recuerdo el autor, el disco se llama “A mi padre”), o éste tema de Manowar, es un tema que me da un poco de grima. Y qué demonios… la música es floja, no inspira, ¡no te hace sentir!

Y para rematar, el segundo disco: quince versiones de la balada cutronga anteriormente mencionada, en una cantidad de idiomas apabullante: búlgaro, croata, finlandés, francés, alemán, griego, húngaro, italiano, japonés, noruego, polaco, portugués, rumano, español y turco. Y mientras que les doy diez puntos por el esfuerzo invertido en la traducción,  pronunciación y grabación, más otros cinco puntos extras por la risa que causa escuchar a Eric Adams decir “paddre”, les tengo que quitar al menos otros diez: si en inglés la balada suena cursi, en español creo que no tengo calificativos.

Ah, sí, tengo uno:

Jaaaaaaaaja ¡Mariquita!

Jaaaaaaaaja ¡Mariquita!

Coñas aparte: exceptuando “Father” el EP es genial. Una vuelta a los orígenes, con más espadas, más sangre, más guerra, y más gritos ochenteros. También os informo de que el puñetero EP todavía no ha salido a la venta (salvo en la página de Manowar: los chavalotes venden los MP3 directamente en su propia Web, sin DRM y a una calidad asombrosa, 256K VBR), que pondrán a la venta una edición especial en su nueva gira (sólo la venderán en conciertos), y que sea como sea, QUIERO este disco.

(1) Al hablar de los excesos barrocos del anterior disco, no quiero decir que el disco sea malo, en absoluto. De hecho, teniendo en cuenta quiénes son y el tipo de música que hacen, la orquestación queda absolutamente genial y bien hilvanada en el disco, y es sin lugar a duda uno de mis álbumes favoritos de Manowar. Otro caso es el Nostradamus de Judas Priest, en el cual la orquestación no pega ni con cola. Dicho queda.

(2) Uno de los chistes recurrentes sobre Manowar es el del mítico dado de doce caras. Se dice que Joey DiMaio tira el dado sobre la mesa, y si sale uno apunta la palabra Espada. El dos es Acero, el tres Metal, el cuarto Sangre, etcétera. Y así se hacen las letras de Manowar.

Anuncios

Written by stygyan

junio 15, 2009 at 11:34 pm

Publicado en Críticas, Música

Tagged with , , ,