La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Estereotipos

with 4 comments

Ayer sábado pasó una cosa bastante curiosa. Estábamos Dani y yo tomando un café en Starbucks – como siempre – y haciendo manitas cuando una chica que estaba sentada delante nuestro nos dijo…

Os queréis mucho, ¿verdad?

Con esa obviedad afirmante, empezó una conversación. Blablabla por aquí, blablabla por allá, etcétera. No voy a decir que no fuera una persona interesante – en cierto modo lo era – pero asimismo deseábamos que nos dejara tranquilitos un rato. No por nada, ¿eh? Simplemente era por aquello de “la parejita feliz desea estar en modo parejita feliz y a solas, gracias.”

No os olvidéis de sietecincuentaydos, ¿eh? Que sigue en marcha.

No, en cierto modo tenía algo de interesante la muchacha. Lo malo es que lo más interesante era la forma en que tenía amueblada su cabecita; la mujer, más que una mujer, parecía una colección de estereotipos con patas.

Primero, saltó el tema ropa. No sé qué demonios le pasaría a la chica por la cabeza, pero luego de una charlita sobre “Rau no sabe combinar la ropa” o “Si no fuera por Dani aún seguiría con camisetas de Iron Maiden por la calle”(1), nos preguntó, atentos…

¿Vosotros os dedicáis a la moda, no?

Sí. A la moda. Somos gays – por lo tanto, y lógicamente, nos tenemos que dedicar a la moda. Jodidos Victorio y Luchino.

¡Ya soy gafapasta!

Tengo pinta de diseñador de moda, ¿eh? ¡Por los cohones de John Wayne!

Luego le dijimos a qué nos dedicábamos, y saltó el segundo estereotipo de la noche…

Vosotros los informáticos, ¿sabéis lo que pasa?, es que pensáis de una manera diferente. Analizáis mucho más las cosas, parecéis más fríos…

¡Es cierto! ¡Es cierto! ¡Todo aquel que trabaje con ordenadores es un puto friki nerd! ¡Qué cojones un nerd, un jodido robot!

No todos somos Moss. En serio.

Pero atentos, que aquí no termina la cosa, porque todavía tenía que llegar la música. Sí, la música. Que nos vuelve mágicos (2). A mí ya me conocéis, a través del blog, y a mi chico… bueno, Panic at the Disco, Fall out boy, algo de rock, etcétera.

Pues señores, según esta mujer somos diferentes. Oh sí, diferentes. Según esta muchacha, siendo gays y jóvenes, nos debería gustar la Jurado y la Pantoja, porque es algo que está de moda (¿desde cuándo? ¿en serio?) en el mundo gay.

Este hombre nunca escuchó a Lady Gaga.

Desde aquí sólo quiero decir una cosa, y la digo porque no la puedo gritar. Señores, señoras, ser gay significa que te gustan los hombres. Nada más. No significa que por chupar pollas seas una loca, una víbora o una plumera. No por chupar pollas tienes que escuchar a la Jurado o a Lady Gaga. Y atentos, que esto hay mucha gente que todavía no lo tiene estudiado ni entendido(3): no por ser gay se es buena persona y amable y agradable. No. Nunca.

Como dijo cierta persona a la que admiro e idolatro(4)…

Que seas miembro de una minoría no quiera decir que no seas un pequeño bastardo cabrón.

Eso es todo por hoy, amigos. Manténgase a la espera.

(1) Sí, ya no voy de heavy por la vida, salvo en mi música. Y de hecho tengo que comprarme algunas camisetas para conciertos, pero tampoco me veo ahora por la calle con ellas en el día a día. ¡Cómo cambia eso de tener pareja!

(2) Ehem.

(3) ¿No habéis conocido nunca a uno de esos? ¿A esa persona que dice “sí, yo tengo muchos amigos gays, es que son adorables y tan monos”? ¡No, eso no es así! ¡Algunos somos cabrones irredentos!

(4) Aun con alzheimer, Terry Pratchett es dios. No dejéis de leer Unseen academicals. Mola mucho.

Written by stygyan

febrero 14, 2010 a 11:36 pm

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Las chicas aburridas que quieren ir de simpáticas acaban fastidiando todas las conversaciones que empiezan. ¿la había llamado alguien a vuestra sesión de enamorados felices?

    stultifer

    febrero 15, 2010 at 12:22 am

  2. Me he quedado con el culo torcido (no veáis Enjuto Mojamuto a estas horas ni nada en general, puesto que no quedan fuerzas ni ganas para pensar mucho más y corremos el riesgo de ser gobernados por una conspiración que busca el Grial en los Picos de Europa y que pretende convertir el Mediterráneo en una lata de berberechos).

    Sé que la gente así existe, como aquella compañera de mi clase que cuando se enteró de mis preferencias me soltó ‘¡¡QUÉ GUAY, TENGO UN AMIGO GAY, NO ME LO CREO!!’ (de eso hace seis años). No he vuelto a hablar demasiado con ella, pero sigo siendo su amigo gay.

    A ver si vamos a empezar con estereotipos y me pongo a lapidar a las que lleven falda corta…

    Grénmabar

    febrero 15, 2010 at 1:38 am

  3. (3) La mayoría son cabrones irredentos

    Zanobbi

    febrero 15, 2010 at 12:20 pm

    • ¡Eh! ¡Que yo también tengo lo mío!

      stygyan

      febrero 15, 2010 at 12:24 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: