La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Archive for febrero 2010

¿Torpe? Ya no estoy tan seguro

with 3 comments

Siempre me he considerado un poco torpe. Lo de las caídas múltiples, las fracturas sin sentido y esas cosas, ya sabéis. Pero estoy descubriendo que algo de maña sí que me doy, de vez en cuando.

Por ejemplo, me he vuelto un maestro de la muleta.

No, no soy capaz de correr o hacer deporte con ellas. Eso sería maestro de las muletas, en plural. De hecho, no me puedo mover de la cama.

Y sin embargo, usando la muleta soy capaz de valerme un poquito más por mí mismo. La uso para abrir y cerrar la ventana, correr y descorrer la cortina, acercarme cosas que están en el suelo, coger cosas de la mesa y devolverlas a la misma… ¡sí, soy incluso capaz de coger el desodorante de la mesa, traerlo a mi cama, y devolverlo a su sitio!

muleta

¡Herramienta versátil donde las haya!

Si es que a veces me sorprendo a mí mismo.

P.D.: La verdad, no sé qué rumbo darle al blog a partir de ahora. Estaré un tiempecito sin salir de casa, y eso significa pocas cosas de las que hablar. Algo se me ocurrirá. Seguid a la espera.

Anuncios

Written by stygyan

febrero 27, 2010 at 11:01 pm

La historia de mi vida

with 4 comments

Hace seis años, me atropelló un coche. Me rompí tibia, peroné y húmero del lado izquierdo.

Hace tres años, resbalé en un paso de cebra. Me rompí rótula y fémur, también del lado izquierdo.

Ayer, resbalé en la UPO. Esta vez, me he roto la rótula. También del lado izquierdo.

¿Por qué no me amputan la pierna izquierda ya y me ahorro problemas?

Written by stygyan

febrero 25, 2010 at 12:25 pm

Publicado en fotografía

Tagged with , , ,

Estereotipos

with 4 comments

Ayer sábado pasó una cosa bastante curiosa. Estábamos Dani y yo tomando un café en Starbucks – como siempre – y haciendo manitas cuando una chica que estaba sentada delante nuestro nos dijo…

Os queréis mucho, ¿verdad?

Con esa obviedad afirmante, empezó una conversación. Blablabla por aquí, blablabla por allá, etcétera. No voy a decir que no fuera una persona interesante – en cierto modo lo era – pero asimismo deseábamos que nos dejara tranquilitos un rato. No por nada, ¿eh? Simplemente era por aquello de “la parejita feliz desea estar en modo parejita feliz y a solas, gracias.”

No os olvidéis de sietecincuentaydos, ¿eh? Que sigue en marcha.

No, en cierto modo tenía algo de interesante la muchacha. Lo malo es que lo más interesante era la forma en que tenía amueblada su cabecita; la mujer, más que una mujer, parecía una colección de estereotipos con patas.

Primero, saltó el tema ropa. No sé qué demonios le pasaría a la chica por la cabeza, pero luego de una charlita sobre “Rau no sabe combinar la ropa” o “Si no fuera por Dani aún seguiría con camisetas de Iron Maiden por la calle”(1), nos preguntó, atentos…

¿Vosotros os dedicáis a la moda, no?

Sí. A la moda. Somos gays – por lo tanto, y lógicamente, nos tenemos que dedicar a la moda. Jodidos Victorio y Luchino.

¡Ya soy gafapasta!

Tengo pinta de diseñador de moda, ¿eh? ¡Por los cohones de John Wayne!

Luego le dijimos a qué nos dedicábamos, y saltó el segundo estereotipo de la noche…

Vosotros los informáticos, ¿sabéis lo que pasa?, es que pensáis de una manera diferente. Analizáis mucho más las cosas, parecéis más fríos…

¡Es cierto! ¡Es cierto! ¡Todo aquel que trabaje con ordenadores es un puto friki nerd! ¡Qué cojones un nerd, un jodido robot!

No todos somos Moss. En serio.

Pero atentos, que aquí no termina la cosa, porque todavía tenía que llegar la música. Sí, la música. Que nos vuelve mágicos (2). A mí ya me conocéis, a través del blog, y a mi chico… bueno, Panic at the Disco, Fall out boy, algo de rock, etcétera.

Pues señores, según esta mujer somos diferentes. Oh sí, diferentes. Según esta muchacha, siendo gays y jóvenes, nos debería gustar la Jurado y la Pantoja, porque es algo que está de moda (¿desde cuándo? ¿en serio?) en el mundo gay.

Este hombre nunca escuchó a Lady Gaga.

Desde aquí sólo quiero decir una cosa, y la digo porque no la puedo gritar. Señores, señoras, ser gay significa que te gustan los hombres. Nada más. No significa que por chupar pollas seas una loca, una víbora o una plumera. No por chupar pollas tienes que escuchar a la Jurado o a Lady Gaga. Y atentos, que esto hay mucha gente que todavía no lo tiene estudiado ni entendido(3): no por ser gay se es buena persona y amable y agradable. No. Nunca.

Como dijo cierta persona a la que admiro e idolatro(4)…

Que seas miembro de una minoría no quiera decir que no seas un pequeño bastardo cabrón.

Eso es todo por hoy, amigos. Manténgase a la espera.

(1) Sí, ya no voy de heavy por la vida, salvo en mi música. Y de hecho tengo que comprarme algunas camisetas para conciertos, pero tampoco me veo ahora por la calle con ellas en el día a día. ¡Cómo cambia eso de tener pareja!

(2) Ehem.

(3) ¿No habéis conocido nunca a uno de esos? ¿A esa persona que dice “sí, yo tengo muchos amigos gays, es que son adorables y tan monos”? ¡No, eso no es así! ¡Algunos somos cabrones irredentos!

(4) Aun con alzheimer, Terry Pratchett es dios. No dejéis de leer Unseen academicals. Mola mucho.

Written by stygyan

febrero 14, 2010 at 11:36 pm

A veces pasan cosas

with 3 comments

Hoy, como prácticamente todos los días laborables de este último mes, he tenido una mañana muy ocupada. Encadenando autobuses de aquí para allá, corriendo de un lado para otro, esperando colas con ansiedad e impaciencia…

El caso es que una de las primeras cosas que hice hoy fue ir al banco, a preguntar que qué demonios pasaba con mi tarjeta(1). La había pedido ya hace casi una semana, y todavía no había llegado por mi casa. Me dijeron lo típico – que ellos la habían pedido, y que el buen o mal funcionamiento de la central o de correos no recaía sobre sus hombros.

Credit cards

Tarjetas... qué dolor y qué necesarias al mismo tiempo...

Al volver a casa, después de realizar todas las gestiones que tenía que realizar, me encuentro con que ¡albricias! la carta con la tarjetuca está en mi casa. La abro, y me encuentro estas instrucciones:

Por su seguridad esta tarjeta se emite inactiva. Puede activarla llamando a la Oficina Telefónica (xxx xx xx xx) o si lo prefiere en cualquier oficina o cajero automático de X.

Todo contento, me dirijo al supermercado con ansias consumistas(2). Introduzco la tarjeta en el cajero con la intención de activarla y… el jodío cajero se traga la tarjeta. Sin más. “Esta tarjeta ha sido retenida. Consulte con su entidad”.

Tiene cojones la cosa, sí señor. Tiene cojones.

(1) No sé con qué material barato hace X sus tarjetas, pero fallan más que una escopeta de feria. Lo atestiguo.

(2) Tampoco eran ansias consumistas en sí. Fui a comprar leche. De vaca. No me seáis malpensados.

Written by stygyan

febrero 4, 2010 at 8:58 pm

Desaparecido en combate

with 2 comments

Creía que este año iba a ser movidito. De hecho, esperaba con ansias que fuera movidito. Lo que no esperaba es que lo fuera tanto. Entre las dos o tres cosillas freelance que me salen, mis amigos, mi chico, y un largo etcétera de cosas, o no tengo tiempo o directamente no tengo ganas de escribir.

Pero hoy he vuelto, y es para quedarme.

Como llevo bastante tiempo sin escribir, os pongo al corriente de forma rápida.

El nuevo blog, sietecincuentaydos, va viento en popa. Exceptuando un día de Enero que se me olvidó completamente postear, no he fallado. A veces, tengo que reconocer, no tengo ideas para ese día en concreto – pero siempre me saco algo de la manga aunque sea a última hora.

Como os dije, me salen trabajillos freelance de vez en cuando. Algún logotipo, alguna web… nada del otro mundo, pero al menos amplío mi portfolio y voy aumentando mi experiencia y marquetabilidad (toma palabro).

¿Aparte? Yo y mi chico estamos en un punto alucinantemente genial, con mis amigos casi todo va bien, mis padres… bueno, son mis padres, cada día salgo más y me muevo más por la calle… no me reconozco, realmente.

Prometo actualizar más a menudo. Palabrita del niño Raú.

Written by stygyan

febrero 4, 2010 at 12:04 am