La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Matando al dragón

with one comment

Hace un par de meses, no recuerdo la fecha exacta, murió un tal Michael Jackson. Seguida de su muerte, se escucharon millones de condolencias, se vieron millones de muestras de dolor de gente que ni lo había conocido en persona… en resumen, se organizó una buena.

Yo, en vez de directamente tachar de inmaduros, taraos o frikis a los fans de Jacko, empecé a pensar en el por qué de esas condolencias, en el por qué de ese dolor. Estuve pensando, pensando y pensando, y llegué a una conclusión que si no llegué a postear fue por un simple asunto de tiempo: el interés por la muerte de MJ ya había pasado, y siempre había otras cosas de las que escribir.

Sin embargo, creo que ya es hora de escribir la conclusión a la que llegué: un fan no llora a su ídolo. Nunca. Un fan, lo que llora, es lo que éste simboliza: un primer ligue al ritmo de Thriller, un primer concierto en el que te emocionaste al oír el jaleo de todos los asistentes, una canción que hayas compartido con tu pareja… Recordamos todos esos buenos momentos que hemos atesorado, en cierto modo, gracias a ese ídolo – aunque quizás los momentos hubieran sido iguales con otro cantante o artista, ¿quién sabe? – y en definitiva, ¿qué son esos recuerdos sino un recordatorio de tu propia muerte? Un “joder, y pensar que hace veinte años yo estaba escuchando tal canción en la barra de tal bar… me estoy haciendo viejo”, un “cuando yo escuché por primera vez esta canción, era sólo un niño, y mírame ahora”.

¿Por qué escribo esto ahora? Porque estuve tentado de tachar de inmaduros, taraos y frikis a los fans de Jacko, antes de empezar a pensar en ello. Y porque hoy, 25 de noviembre de 2009, Ronnie James Dio ha sido diagnosticado de cáncer de estómago. Por suerte, ha sido en una etapa temprana, y hay muchas posibilidades de que Ronnie se recupere. Lo que no quita que yo haya entrado en estado de shock y haya estado a punto de salir unas lágrimas de mis ojos. Larga vida al Rock’n’Roll. Larga vida a Dio.

Ronnie James Dio, Burbank, 2009

Parafraseando a Ronnie: "Live a little longer, if you like"

Fuente: Blabbermouth

Written by stygyan

noviembre 26, 2009 a 12:02 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estoy de acuerdo contigo en que no lloras a tu “ídolo”, sino lo que simboliza.
    Yo nunca he sido un fan de MJ pero, por cosillas que no vienen al caso, me chupé enterita la película en un cojocine el otro día. Y tengo que decir que, por más que el personaje me diera mucha grima y tan solo 3 ó 4 temas suyos me parezcan memorables, casi se me escapan varias lágrimitas. Y no porque la película sea lacrimógena, que no lo es, si no por el derroche de talento de bailaines, músicos, escenógrafos, directores de cine, expertos en efectos especiales, maquilladores… y del proio MJ, y que todo ese esfuerzo haya sido para nada. Y casi se me escapan tambien por el propio MJ que, en contra de mi idea de él, se muestra cariñoso, amable, dulce y, como te decía, genial. Aunque a mí no me guste.
    Yo tengo varios “ídol@s” de estos, pero no me gustaria ni siquiera que me los presentasen. Admiro lo que hacen, lo que su obra me afecta, pero a ell@s los prefiero en la distancia. Pero el día que uno se me muera (alguno, menor, ya lo ha hecho), lloraré sin remedio. Soy un blando.

    Zanobbi

    noviembre 26, 2009 at 12:55 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: