La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Timofónica, nunca mejor dicho.

leave a comment »

Hace un mes o así me quedé un día sin internet por problemas con unas facturillas, y bueno… hay novedades.

Este mes, no son ciento diez euros (que ya de por sí es un pasote), sino ciento cuarenta. Me asusto, la verdad. Empiezo a repasar la factura, comparando por aquí y por allá, y veo algo que no me es familiar. 25 euros por algo llamado “conceptos eventuales”. Uhm. Qué raro, ¿verdad? Pues como me parece raro, llamo al 1004.

¿Qué son los conceptos eventuales? Ni más ni menos, son los gastos derivados de pagar una factura con retraso y la reactivación de la línea. Tócate los huevos. Yo, como siempre, educado pero firme, pongo una reclamación: a fin de cuentas no fue mi culpa el no recibir la factura de los cojones, ¿no? Se supone que el mes que viene me harán un reembolso de esos 25 euros… podría ser peor, pero sí que es un putadoncete.

Acto seguido, me doy de baja, inmediatamente. Me ofrecen un descuento (bastante cutrongo, por cierto), cosa que rechazo. A fin de cuentas, ya tengo aquí mi flamante router de Vodafone.

Ahora, a esperar que se haga efectivo el cambio de línea… y a rezar un poquito.

¡Por fin!

Uhmm... cómo me gustan los paquetes...

Written by stygyan

septiembre 24, 2009 a 3:46 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: