La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Actualización no muy breve

with one comment

No sé si os habréis dado cuenta, pero llevo varios días sin escribir, y eso es completamente imperdonable, así que aquí vengo, a daros un pequeño resumen de lo que ha sido mi vida estos últimos tiempos.

Moleskine Pens: Pigma Micron

No es mi libreta, pero la metáfora de la imagen queda clara, ¿no?

Tenía planeado hacerme un viajecito con mis amigos, mis queridos amigos, a Barcelona. Con lo que no conté es con quedarme en paro y encima tener que prestar dinero al pater familias, lo que ha terminado de joder la marrana, vulgarmente hablando. Me quedo sin vacaciones veraniegas, ¡con las ganas que yo tenía de ver Barcelona!

Por otro lado, viví un momento de puro terror esta semana. Ya sabéis, ése terror visceral del que hace que se te agarren las tripas y se suelten los esfínteres. Resulta que hace un par de semanas (unos días antes de despedirme del trabajo) fui a la biblioteca con Gonzalo a sacar libros infantiles para él. Y ésta semana, aprovechando que él no estaba, pensé en ir a devolverlos, para cuando volviera sorprenderle con cuentos nuevos. ¡Y faltaba un libro! Y yo ahí, comiéndome las uñas, pensando en si cortarme las venas o dejármelas largas, preguntándome cuál sería la sanción, si sería económica o solo temporal, si me retirarían el carné, etcétera. Y va hoy, vuelve el niño a casa, y me dice que lo tiene él en su cuarto de juegos. Y yo con el dilema de si darle un abrazo por el alivio, o un cachete por las angustias pasadas.

Que por cierto, no sabía lo divertido que es leerle cuentos a un niño pequeño. Cuando me puse a hacer las voces, y a gritar, y a hacer cosquillas, y a hacer el ganso por toda la habitación… fue una experiencia mágica. Y no digamos verle saltar de un susto, o reírse, o… Si tenéis un niño cerca, aprovechad y leedle un cuento. Pero bien leído, con voces y gestos y sobreactuando, que te lo pasas del carajo.

En el cine de las sábanas blancas

Y cuando no hay ganas de leer... ¡ahí está Miyazaki!

¡Más cosas! Ayer despedí a mis catalanes favoritos, Esther y Eduard, que se van de vacaciones a su ciudad natal (según tengo entendido, mis amigos se alojarán en su casa allá en Barcelona). Por suerte este último ha conseguido una renovación de contrato, así que después de verano andan de vuelta – son un verdadero encanto y no me gustaría perderlos de vista tan pronto, qué leches.

Siguiendo con cosas insulsas y sin mucho fundamento, estoy consiguiendo relanzar mis finanzas levemente: parece haber una pequeña epidemia vírica por el barrio y estoy formateando ordenadores a paletadas, lo que unido a esos pequeños trabajos esporádicos de HTML y CSS que me van saliendo (¡sí!) van alimentando un poco mis menguadas arcas.

Y ya para terminar, os regalo un temazo instrumental que he descubierto esta semana, que no todo van a ser intimidades de mi vida, hombre… con todos vosotros, Iced Earth y su Something Wicked, part 2.

Written by stygyan

julio 22, 2009 a 1:20 am

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Sigue con tu blog, me parece realmente bueno !!!!

    Emilio

    julio 23, 2009 at 1:06 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: