La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

Archive for julio 2009

Un recuerdo

with 3 comments

No recuerdo exactamente en qué año ocurrió esto. Teniendo en cuenta que por aquel entonces estaba yo en el instituto, diría que fue el 99.

Esos eran otros tiempos. Curiosamente, en ciertos aspectos no he cambiado mucho desde entonces. Me gustaría decir que soy más sofisticado, más extrovertido, más una-persona-con-la-que-sueño-ser, pero en cierto modo sigo siendo un muchacho que a la mínima se asusta de lo que se le viene encima, alguien que procrastina si no tiene un objetivo claro en mente, qué demonios… yo, en definitiva.

Por aquel entonces yo estaba dando mis primeros pasos con el mundillo del manga y el anime. En serio, eran otros tiempos: la mayoría de nosotros no sabía lo que era el manga y el anime, ni siquiera identificábamos Dragonball como manga o anime, ¡simplemente sabíamos que nos encantaba! Gracias a unos amigos del instituto (¿dónde estarán, me pregunto?), empecé a aficionarme a cosas como Neon Genesis Evangelion, o City Hunter o incluso, alucina, ¡unos capítulos de la saga de Bu de Dragonball en japonés!

Un día, paseando por no sé dónde, entré en una tienda de chinos. El típico todo a cien. Y la vi allí. En una estantería. Junto a otras cuantas más como ella. Allí estaban Rei Ayanami, Asuka Langley, Utsagi Tsukino… geniales figuras de dichas heroínas, de unos 30 centímetros de altura, fabricadas en no se qué material. Y a sólo trescientas pelas. Menos de dos euros.

1/8 Ayanami Rei - Movie vers.

No es la que tuve, pero se acerca bastante.

Qué decir, salvo que caí inmediatamente, agarrando a Rei con ansias, pagándola con más ansias aún, y llevándola a mi casa, donde la puse en mi habitación, al lado de una televisión que ya no tengo.

Y qué cojones. A las dos semanas mi madre, limpiando, la tiró al suelo. Y Rei murió, rota en mil pedazos. Y yo, como loco, que voy de nuevo a la tienda (a fin de cuentas, ¿qué eran trescientas pelas?), a ver si quedaban. Y me dicen que se las han llevado todas. De una tacada.

Un par de semanas después fui a una conocida tienda de cómics sevillana a por un par de tebeos. Y allí las ví de nuevo. Las habían comprado, repintado, y ahora vendían cada una por quince mil pelas.

Y no, no la compré. Entonces, tenía hasta menos dinero que ahora.

Anuncios

Written by stygyan

julio 28, 2009 at 11:42 pm

Publicado en frikadas, Recuerdos

Tagged with , , , ,

Momento musical: Helloween – I Want Out

leave a comment »

Hoy, algo que le pega a mi estado de ánimo. Total.

Written by stygyan

julio 28, 2009 at 11:16 pm

Cambio de look

with one comment

Cansado me hallo del tema anterior, y visto que aún no puedo permitirme el dinerico que cuesta pagar un CSS personalizado en WordPress, elijo mi otra opción.

WordPress Pumpkin

¡Me cobran por el CSS! ¡Qué bandidos!

Por variar, que se dice.

Written by stygyan

julio 27, 2009 at 1:41 pm

Publicado en Miscelánea

Tagged with , ,

¿Estándares Web? ¿Para qué?

leave a comment »

Ayer, rebuscando información sobre callejeros de Sevilla para una amiga, me encontré esto:

¿Estándares? ¿Para qué?

¿Estándares? ¿Para qué?

Es realmente curioso. Ya no digo que IE6 sea un absoluto peñazo a la hora de hacer CSS (he hecho pocas webs por ahora, y el 50% del tiempo me lo he pasado arreglando CSS para Explorer), lo peor de ésto es que están “cerrando” el acceso a aquellos que no pueden (por asunto de sistemas operativos) o no quieren (por los múltiples agujeros de seguridad) usar IE6.

Ahora, ¿qué nos queda? O hacemos una petición para que arreglen la paginita de arriba, o hacemos una petición para que en Google Maps incluyan las paradas y los itinerarios de Tussam.

Creo que con lo segundo tenemos más posibilidades.

Written by stygyan

julio 27, 2009 at 12:06 pm

Acosado

with 5 comments

Os voy a contar una historia.

Hace un par de años, estando ya con Dani como pareja, a algún graciosillo (por no decir otra cosa) se le ocurrió colgar un mensajito en cierta web de anuncios bastante conocida que decía lo siguiente:

Chico joven, con problemas económicos y en paro se ofrece para sexo por dinero. Por favor, sed discretos, ya que tengo novio. Disponible las 24 horas.

Al mensajito le acompañaba una foto mía relativamente antigua (como que me la hice cuando el primer accidente), y ojo, mi jodido teléfono móvil.

Empezaron a lloverme llamadas. Una tras otra, tras otra, tras otra. A la hora de comer, en la siesta, estando en la calle, de noche…

Cuando por fin descubrí en dónde estaba el anuncio, conseguí que lo quitaran. Pero como si le hablara a un muro: el graciosillo en cuestión volvió a postearlo. Y volvió a postearlo. Y etcétera y etcétera.

Hoy, HOY, más de dos años después del primer anuncio, sigo recibiendo llamadas. Hoy han sido cinco. ¿Alguien me da algún consejo?

Gracias por aguantar mis chorras.

P.D.: Como sabéis, no puedo dejar de hacer un chiste o comentario gracioso hasta en los peores momentos: mi glándula del sarcasmo sigue funcionando hasta entonces. Así que para aliviar un poco el tono del post, aquí os obsequio con el vídeo más gay que he visto en mi vida. Con todos ustedes, ¡los Village People y su “Sex over the phone”!

Written by stygyan

julio 23, 2009 at 11:37 pm

Actualización no muy breve

with one comment

No sé si os habréis dado cuenta, pero llevo varios días sin escribir, y eso es completamente imperdonable, así que aquí vengo, a daros un pequeño resumen de lo que ha sido mi vida estos últimos tiempos.

Moleskine Pens: Pigma Micron

No es mi libreta, pero la metáfora de la imagen queda clara, ¿no?

Tenía planeado hacerme un viajecito con mis amigos, mis queridos amigos, a Barcelona. Con lo que no conté es con quedarme en paro y encima tener que prestar dinero al pater familias, lo que ha terminado de joder la marrana, vulgarmente hablando. Me quedo sin vacaciones veraniegas, ¡con las ganas que yo tenía de ver Barcelona!

Por otro lado, viví un momento de puro terror esta semana. Ya sabéis, ése terror visceral del que hace que se te agarren las tripas y se suelten los esfínteres. Resulta que hace un par de semanas (unos días antes de despedirme del trabajo) fui a la biblioteca con Gonzalo a sacar libros infantiles para él. Y ésta semana, aprovechando que él no estaba, pensé en ir a devolverlos, para cuando volviera sorprenderle con cuentos nuevos. ¡Y faltaba un libro! Y yo ahí, comiéndome las uñas, pensando en si cortarme las venas o dejármelas largas, preguntándome cuál sería la sanción, si sería económica o solo temporal, si me retirarían el carné, etcétera. Y va hoy, vuelve el niño a casa, y me dice que lo tiene él en su cuarto de juegos. Y yo con el dilema de si darle un abrazo por el alivio, o un cachete por las angustias pasadas.

Que por cierto, no sabía lo divertido que es leerle cuentos a un niño pequeño. Cuando me puse a hacer las voces, y a gritar, y a hacer cosquillas, y a hacer el ganso por toda la habitación… fue una experiencia mágica. Y no digamos verle saltar de un susto, o reírse, o… Si tenéis un niño cerca, aprovechad y leedle un cuento. Pero bien leído, con voces y gestos y sobreactuando, que te lo pasas del carajo.

En el cine de las sábanas blancas

Y cuando no hay ganas de leer... ¡ahí está Miyazaki!

¡Más cosas! Ayer despedí a mis catalanes favoritos, Esther y Eduard, que se van de vacaciones a su ciudad natal (según tengo entendido, mis amigos se alojarán en su casa allá en Barcelona). Por suerte este último ha conseguido una renovación de contrato, así que después de verano andan de vuelta – son un verdadero encanto y no me gustaría perderlos de vista tan pronto, qué leches.

Siguiendo con cosas insulsas y sin mucho fundamento, estoy consiguiendo relanzar mis finanzas levemente: parece haber una pequeña epidemia vírica por el barrio y estoy formateando ordenadores a paletadas, lo que unido a esos pequeños trabajos esporádicos de HTML y CSS que me van saliendo (¡sí!) van alimentando un poco mis menguadas arcas.

Y ya para terminar, os regalo un temazo instrumental que he descubierto esta semana, que no todo van a ser intimidades de mi vida, hombre… con todos vosotros, Iced Earth y su Something Wicked, part 2.

Written by stygyan

julio 22, 2009 at 1:20 am

Momento musical: Blue Oÿster Cult – Don’t Fear the Reaper

leave a comment »

Con todos ustedes, un auténtico clásico del Rock:

Ahora que ya habéis visto el vídeo, un par de curiosidades:

Esta canción fue votada en el 76 como mejor single de la historia del Rock por la revista Rolling Stones.

Aparece como referencia en multitud de shows, películas y libros: desde los Simpsons (aparece en un par de episodios) al libro “The Stand” de Stephen King. ¡Incluso en un capítulo de Yu-Gi-Oh! De hecho, y para terminar, el lema familiar de la Muerte en Mundodisco es “No temas a la parca” (Fear not the reaper).

Fuente para ésto último: Wikipedia

Written by stygyan

julio 13, 2009 at 2:52 am

Publicado en Miscelánea

Tagged with , , ,