La Guía del Sedentario Galáctico

Porque lo de Resurgiendo ya estaba demasiado visto

¿Lees sin que te lo manden?

with one comment

Pippi reads about Tyltyl...

Pippi reads about Tyltyl... en Flickr

Gracias a Menéame y su habitual política de Forges GCS*, me acabo de acordar de una anécdota ocurrida hace años, en el que podríamos decir que era mi primer trabajo serio (ehem…).

Corría el año 2005, si no recuerdo mal, y yo me encontraba trabajando en una tienda de informática situada en Dos Hermanas, un pueblo sevillano. Como por aquel entonces no tenía coche (que sigo sin tenerlo), usaba el transporte público a diario: primero el autobús desde mi casa a la estación de San Bernardo, y luego el tren al pueblo.

Como es habitual en mí, llevaba a diario un libro en la mochila, tanto para el transporte como para las horas muertas, y un día como otro cualquiera, me puse a leer mientras esperaba la llegada del tren.

Estoy leyendo, y noto un toquecito en el hombro. Me giro y son dos chicas jóvenes, digamos sobre los 18 años, y se desarrolla esta conversación..

– Hola, ¿qué estudias?
– No estudio, estoy leyendo mientras espero el tren.
– Pero estarás leyendo por algo, ¿no?
– Sí, porque me apetece…
¿¿¿Lees sin que nadie te lo mande???

En ocasiones me he sentido un bicho raro. Por una razón u otra, me he llegado a sentir como alguien incapaz de encajar. Sin embargo, ésta fue la primera vez que llegué a pensar que el bicho raro no soy yo.

*Forges, Genial Como Siempre.

Written by stygyan

mayo 20, 2009 a 6:05 pm

Publicado en Literatura

Tagged with , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La verdad es que a mi tambien me miran de un modo raro cuando estoy leyendo en el bus. A veces me pongo a observar a la gente, normalmente esta mirando las musarañas, pesando en lo suyo, otros estan escuchando el mp4, y otros estan leyendo los periodicos gratuitos, pero leyendo un libro casi nadie.

    Me acuerdo tambien lo que me pasó una vez en el autobus, creo que iba para Reina Mercedes en el 6, y estaba leyendo la Zero, pues un chaval me pregunta, ¿oye donde la compras? y le indique algunos kioskos en que se podia comprar, despues me empieza a hablar de COLEGA, y casi me echo a reir, le explique que conozco de sobra COLEGA, que aunque por circustancias personales, ya no estaba tan involucrado como antes, habia sido desde voluntario hasta trabajador de COLEGA, e incluso socio, (cosa que sigo siendo en la actualidad).
    Cosas que pasan en Sevilla, que es un pañuelo.

    carlos

    mayo 21, 2009 at 10:05 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: